El rostro de una mujer, esbozado con tiza blanca (o pastel) sobre un fondo pintado.